Cargando...

CONCEPCIÓN CABRERA DE ARMIDA

La Cruz del Apostolado

Significado:

Según lo expresa Conchita, la Cruz del Apostolado es un símbolo, una alegoría. Pero ¿símbolo de qué?; ¿qué está representando? Sólo pasaron unos días después del monograma, cuando una mañana, ¡Feliz e inolvidable mañana! estando haciendo mi oración en la Iglesia de la Compañía, repentinamente vi, no sé cómo, una paloma en medio de un gran fuego como de rayos de luz, pero de luz casi blanca, clarísima y brillante, muy superior a la incandescente, y en el centro de ella, a la palomita, blanca también, blanquísima, como con las alas extendidas. No vi más, pero esto me hizo una impresión muy honda, aunque sin saber qué significaría aquello.
Cuando se lo comuniqué a mi Director, sólo me dijo: Esperemos. Y no se hizo por cierto esperar mucho la solución. Pocos días después, repentinamente también, voy viendo la misma palomita, pero debajo de ella, en el fondo de aquella inmensa luz, una cruz grande, muy grande, con un corazón en el centro, donde los brazos parten. Parecía que flotaba en un crepúsculo de nubes, como con fuego dentro.
Debajo de la Cruz partían rayos de luz, los cuales no se confundían ni con la luz blanca de la palomita ni con el fuego de las nubes. Eran tres tonos de luz ¡Qué primor y qué encanto!
Para poder entender el significado global de la Cruz del Apostolado, se requiere conocer los diversos símbolos que la integran:
La paloma representa al Espíritu Santo.

La cruz grande, que nos recuerda la cruz material en la que Jesús fue crucificado, simboliza toda la realidad humana, pero haciendo énfasis en su limitación (pecado, odio, injusticia, debilidad, sufrimiento, miseria, muerte).

El corazón, traspasado por la lanza y circundado de espinas, es un corazón vivo y palpitante; representa al mismo Jesús, crucificado y resucitado.

La cruz pequeña simboliza los sentimientos sacerdotales de Jesús: su amor al Padre y a los hombres, y su dolor por ver al Padre ofendido y al hombre herido por el pecado.

La luz y las nubes ígneas son símbolos que representan a Dios Padre.

Descarga el texto en PDF


El Apostolado de la Cruz es, en la Iglesia, una asociación de cristianas/os que, al impulso del Espíritu Santo, siguen a Jesucristo sacerdote y víctima, contemplativo y solidario, promueven la comunión y colaboran con él en la salvación de la humanidad.
El Apostolado de la Cruz está abierto a todos los que forman el Pueblo de Dios: laicas/os, religiosas/os y ministros ordenados.
El Apostolado de la Cruz es una obra inspirada por Dios a la Sra. Concepción Cabrera de Armida. Fue fundada por Mons. Ramón Ibarra y González, con la colaboración del P. Alberto Mir, sj, el 3 de mayo de 1895. Fue aprobada por el papa León XIII el 25 de mayo de 1898, y confiada al cuidado y dirección de los Misioneros del Espíritu Santo por el papa Pío XI, el 9 de julio de 1926, siendo Superior General el P. Félix de Jesús Rougier, entusiasta impulsor del Apostolado de la Cruz (cf. 52).
El Apostolado de la Cruz es la primera de las cinco Obras de la Cruz. Las otras son: Religiosas de la Cruz del Sagrado Corazón de Jesús, Alianza de Amor con el Sagrado Corazón de Jesús, Fraternidad de Cristo Sacerdote y Misioneros del Espíritu Santo.
El Apostolado de la Cruz y los Misioneros del Espíritu Santo son dos obras distintas pero hermanadas por su espiritualidad, misión e historia. El gobierno y animación del Apostolado de la Cruz se realiza de manera corresponsable por ambas Obras.
Nuestro emblema es la Cruz del Apostolado, y el clamor de intercesión de Conchita: «Jesús, Salvador de los hombres, ¡sálvalos!», sintetiza nuestro proyecto de vida.
Horario de Atención:
Lunes a Viernes:
9:30 a.m - 2:00 p.m
4:00 p.m - 6:30 p.m

Teléfono: +52 55 86623528

Email: concepcioncabrera18@gmail.com

Blogs